martes, 28 de septiembre de 2010

Preacher, por Diego Bo


El predicador, de Garth Ennis y Steve Dillon, con portadas de Glenn Fabry, publicado por vertigo, unos 60 y pico de números, zarpados.
Pedazo de serie, y Garth Ennis tenía 25 años, siendo inglés escribe una historia en el corazón de Texas, y nos hace creer que tiene un amplio conocimiento sobre usos y costumbres americanos cuando en realidad escribe sobre cuestiones universales, amistades, charlas de bares, traiciones, perversiones, cómo no generar empatía o ver el reflejo de lo que a uno lo rodea?
El Predicador quiere patear a dios porque ha abandonado su puesto de trabajo, y mientras leemos sabemos que al primero que le dió la espalda es al mimísimo Predicador, Jesse Custer, pero pasa al segundo plano frente a la relación amistosa con Cassidy o la relación amorosa con Tulip, un personaje femenino que diste de ser un simple elemento decorativo o de responder a un canon stereotipado, todo esto en medio de una caricatura exagerada de nuestro mundo, aunque los tipos que dominan el mundo dentro de la historia de Predicador no deben distar mucho de los que rigen el nuestro.
Ah, el predicador tiene el don de "la palabra" lo que él ordena no puede ser negado por quien recibe la orden, asi que ya saben.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada